Que tienen en común las pistas de atletismo

Que tienen en común las pistas de atletismo

El deporte es uno de los pilares de la sociedad, sin los nuestros cuerpos no funcionan como deberían. Además, supone una gran fuente de ingresos para empresas que buscan promocionarse esponsorizando a un deportista o a una marca en concreto. Existen algunos deportes que copan el mercado, como el fútbol, dejando de lado otros deportes con años de tradición.

Es el caso del atletismo, un deporte con muchas variedades apasionantes, que es el germen de las olimpiadas que se realizan cada cuatro años. En las pistas de atletismo se utiliza un material totalmente diferente al que se usaba en la antigüedad, que era solo tierra. Actualmente, la pista de atletismo requiere de características que permitan al corredor hacerlo de manera cómoda.

Las pistas de atletismo se fabrican con el conocido tartán, un material que destaca por su adherencia y por su capacidad para generar un pequeño rebote que facilita el impulso al deportista. Este material es un tipo de resina específica que se utiliza en otro tipo de pistas, aunque con diferentes características.

En este sentido, Niberma es una empresa que se dedica a pavimentar pistas de deporte con este tipo de resinas, ya que es especialista en la instalación, fabricación y comercialización de pavimentos y revestimientos a nivel nacional, debido a que dispone de una amplia gama de productos, desde diferentes resinas para suelos o suelos para parques infantiles, hasta pintura para suelos de garaje.

En el artículo de hoy vamos a hablar sobre las pistas de atletismo, ya que sus características no son conocidas por muchas personas, y saber diferenciarlas puede ayudarte a diferenciar los deportes que se llevan a cabo en ella.

Los principales tipos de pistas de atletismo

En primer lugar, hablaremos de la pista de atletismo cubierta, que consta de la pista en anillo formada por dos rectas paralelas horizontales y dos curvas de radios iguales que pueden tener peralte. El perímetro nominal de la pista en anillo será preferiblemente de 200 m. En el interior del anillo de la pista se dispone una pista recta para carreras de velocidad y vallas, así como pasillos y zona de caída para el salto de altura, salto con pértiga, salto de longitud y triple salto y un círculo y sector para el lanzamiento de peso, véase figura ATL PC-1.

La pista en anillo o circular deberá tener un número mínimo de 4 calles y un máximo de 6 calles. La pista recta deberá tener un mínimo de 6 calles y un máximo de 8 calles. Se recomienda que las zonas de salto con pértiga, salto de longitud y triple salto estén situadas en un lado de la pista interior y las zonas de salto de altura y lanzamiento de peso en el otro.

En segundo lugar, destaca la pista en anillo o “circular”. En esta pista las calles de la pista en anillo o “circular” tendrán todas la misma anchura, con un mínimo de 0,90 m (± 0,01) y un máximo de 1,10 m (± 0,01) incluyendo en este ancho la línea derecha de la calle en la dirección de la carrera. Todas las calles estarán separadas por líneas blancas de 5 cm de ancho.

El interior de la pista en anillo estará señalizado bien con un bordillo de material apropiado de 5 cm de altura y 5 cm de anchura aproximadamente o mediante una línea blanca de 5 cm de ancho. El borde interior del bordillo o de la línea conforma el interior de la calle nº1. El borde interior de la línea o bordillo debe estar horizontal en toda la extensión de su perímetro con un desnivel máximo de 1/1000.

En todas las competiciones en Pista Cubierta bajo la dirección de la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo) está recomendado el uso de bordillo interno. La longitud del perímetro de la pista (longitud de la calle nº1) se mide a lo largo de una línea de medición situada a 30 cm de la cara exterior del bordillo y cuando no hay bordillo a 20 cm al exterior del borde externo de la línea blanca. La longitud de las restantes calles se realiza sobre una línea imaginaria situada a 20 cm del borde exterior de la línea límite de calle anterior.

Las curvas de la pista cubierta deben estar peraltadas debido al aumento de la aceleración radial de los atletas cuando corren en curvas de una pista de 200 m comparadas con la pista de 400 m. El ángulo del peralte deberá ser el mismo en cualquier sección transversal de la pista y no debe exceder de 15º. La transición de la recta horizontal a la curva peraltada se hará con una gradual transición que puede extenderse hasta 5 m en la recta.

Deja un comentario