Toldos Clot, La Solución para Encontrar el Toldo adecuado para tu Hogar

Toldos Clot, La Solución para Encontrar el Toldo adecuado para tu Hogar

Toldos Clot es una empresa familiar de Barcelona con un recorrido de 25 años, tiene una más que dilatada experiencia a la hora de identificar lo que necesita cada cliente de sus productos. Al disponer de un taller propio pueden ofrecer precios muy competitivos.

Además, se adaptan a las nuevas tecnologías, así como con las novedades en la industria del toldo para incorporar en su catálogo de ventas de toldos, todas las novedades que se presentan en ferias anuales, tanto en España como en el extranjero.

La enorme variedad de su catálogo permite encontrar la solución más efectiva a la hora de instalar un toldo en un hogar.

Desde toldos de brazos invisibles, puntos recto, pérgolas, estores de interior, venecianas mosquiteras o estores de exterior.

Su capacidad de discernir el toldo adecuado para cada hogar los convierte en una solución muy efectiva a la hora de instalar un toldo.

 Cómo elegir el Toldo Adecuado dependiendo del Lugar de la Casa

No todos los tipos de toldo son adecuados, depende del lugar concreto de la casa. Así el tipo de toldo que utilizaremos para nuestro balcón no será el mismo que el que utilicemos para una ventana.

De hecho, para los balcones es interesante optar por un toldo tipo telón. Un sistema de brazos abatibles colocados en el tubo de caída y fijados a la barandilla es muy adecuado para este tipo de lugares de la casa. Estos sistemas cuentan con dos posiciones. Por un lado, la posición vertical que proporciona protección contra la lluvia, y la proyectada que facilita la visión al exterior.

Por otro lado, las ventanas pequeñas es otra historia y este sistema sería inviable. Lo más adecuado, en este caso es la capota. Este tipo de toldo, con su forma semicurva o cuadrada, distingue entre dos tipos diferentes. El tipo fijo y el móvil y tienen la posibilidad de recogerse, ya que se componen de varios aros.

Ahora bien, si se trata de ventanas grandes y salidas de terrazas o jardines lo mejor son los brazos articulados. Este tipo de toldos enrollables y extensibles son los más adecuados, ya que alcanzan una inclinación de 90º y cubren 4m2. Además, sus brazos se pliegan bajo la lona y apenas ocupan espacio.

También debemos apostar por sistemas de autoprotección como los toldos con cofre, este sistema permite que, al cerrarse, el toldo se recoja sobre sí mismo, impidiendo que la humedad y el polvo deterioren su mecanismo.

En cuanto a la tela, lo más conveniente es que esta sea acrílica o de PVC, ya que es más resistente, y debemos de recordar que esta resistencia de las telas acrílicas a la decoloración, así como las cualidades impermeables y resistentes a los desgarros de las PVC, convierten a estas telas en opciones muy adecuadas para nuestros toldos.

Por otro lado, hay una serie de cuestiones a tener en cuenta al instalar un toldo y es que no debemos olvidar que un toldo afecta a la fachada de la casa en su totalidad, esta es la razón por la que, antes de elegir las medidas, modelo o color debemos de contar con la autorización de la comunidad de vecinos.

Otra cuestión que nos hará ganar en comodidad es la de disponer de un mando a distancia en lugar de una manivela. Así se puede automatizar con un temporizador o sensor y nos facilita mucho que el toldo se abra o cierre cuando haga sol o cambien las condiciones atmosféricas sin tener que estar nosotros con la manivela ahora sí y luego también.

Otra cosa que viene pareja a tener un toldo es su mantenimiento y limpieza. Por ello, si el toldo dispone de un sistema de recogida automática, deberemos de cerrarlo siempre que nos sea posible en caso de lluvia, fuerte viento, nieve o pedrisco para evitar así los daños en la tela o en la estructura.

Tampoco debemos olvidarnos de recogerlo siempre en seco. Esto es de vital importancia, ya que si está mojado debe secarse bien al sol antes de plegarlo, de lo contrario si conserva la humedad esto propiciará la formación de manchas o moho.

Tampoco debemos usar productos químicos y abrasivos al limpiarlo, puesto que deterioran el tratamiento impermeabilizante de la tela, lo mejor son los cepillos de cerdas blandas o los trapos con jabón neutro.

Deja un comentario