Un entorno visual, el objetivo a corto plazo de miles de empresas españolas

La informática, Internet y todo lo que tiene relación con las nuevas tecnologías ya se ha convertido en un factor importante dentro de la sociedad española del siglo XXI y de todas las empresas que la conforman. Son muchos los que se han dado cuenta (y otros tantos los que se dieron cuenta ya hace mucho) de la importancia que tiene tener presencia en la red para conseguir que su negocio gane potencia y capacidad de desarrollo. De no usar o disponer de las nuevas tecnologías, conseguirlo es difícil. Diríamos que prácticamente imposible.

Muchos diríamos que España es un país de los más desarrollados de Europa y también del mundo. Decimos que vivimos en una sociedad avanzada, tecnologizada y occidentalizada. Pero los argumentos de quienes defienden esto se tambalean en cuanto se conoce que un tercio de las pymes de nuestro país no dispone de presencia en Internet y más de la mitad no se siente preparada para asumir el trajín de la venta por Internet. Estos son datos que desveló en un artículo el diario 20 Minutos. Aunque hace dos años de su publicación, lo cierto es que en la actualidad no le falta ni un ápice de razón.

Desde las administraciones públicas se ha lanzado un montón de iniciativas a lo largo de todos los años pasados para tratar de que las pymes notaran lo menos posible el impacto de la crisis económica. La verdad es que las medidas adoptadas por los distintos gobiernos han sido ineficientes además de, por supuesto, insuficientes. Y ninguno de ellos ha sabido ver que lo que más necesitaban estas empresas era ser conocidas a través de la red. De ese modo, se hubiesen manejado mejor en las turbulentas aguas de la crisis.

Ciertamente, en España no hemos sido capaces de sacarle el máximo partido a las nuevas tecnologías. Rafael Portaencasa, en un artículo titulado “Situación y perspectivas de desarrollo de la informática en España”, aseguraba que “en el mundo actual en el que vivimos las necesidades de información se presentan de modo más agudo a cada instante y podemos decir que a pesar del indudable desarrollo de la informática no se ha llegado a satisfacer tan imperiosas demandas”. Como la vida misma. Existe una carencia en todo lo relativo a la información en Internet de las pymes españolas y es necesario que sea solventado a la mayor brevedad posible.

Las empresas de informática españolas están asumiendo, por fortuna, cada vez más competencias y cada día son capaces de ofrecer más soluciones a todas esas pymes que tienen algún problema para darse a conocer el Internet o para desarrollar una página web. Desde E-ingenia, una de las empresas dedicadas precisamente a ese tipo de labores, aseguran que las necesidades de las pymes cada día van más allá. Ya no vale con desarrollar funciones que beneficien la conectividad de la empresa o que implementen los servidores de la misma. La actualidad, dicen, pasa por la virtualización de sus actividades.

Internet como medio de progreso y de desarrollo económico

Uno de los errores que ha cometido España durante la crisis, como ya hemos dicho, ha sido la apuesta insuficiente por el desarrollo en Internet. Muchas entidades han tenido una doble limitación durante estos años: la falta de recursos económicos y la falta de ayuda para virtualizar su entorno y sus procesos. Esto no hace sino provocar un círculo vicioso del que no salimos bien parados. Si al menos, las pymes hubiesen tenido alguna facilidad desde el sector público para desarrollar un proyecto en la red, quizá otro gallo les hubiera cantado. Otros países apostaron por eso y los resultados fueron del todo gratificantes. Aquí, la situación ha sido la del cierre constante de pequeñas empresas.

Ahora, parece que la situación comienza a estabilizarse y que España vuelve a tener síntomas de mejora en su economía. En algún momento tenemos que dar el paso hacia esa informatización y esa virtualización de la que venimos hablando. Ya no debe haber excusas para acometerlas.

Dentro de algunos años será del todo obligatorio que una empresa disponga de una página web para que su actividad tenga sentido. Si hacer lo contrario ya es un suicidio a día de hoy, imaginaos dentro de algún tiempo, cuando prácticamente todos los servicios de esta sociedad se presten a través de la red. Las posibilidades de sobrevivir sin un entorno virtual serán del 0%.

Deja un comentario