Ventanas de aluminio, la mejor forma de ahorrar

Ventanas de aluminio, la mejor forma de ahorrar

En muchas ocasiones no nos damos cuenta de que la mejor forma de ahorrar no es no consumiendo, sino sabiendo consumir. Seguro que habrás notado que la factura eléctrica es cada vez mayor, sobre todo en invierno y verano, dependiendo de si ponemos la calefacción o el aire acondicionado, respectivamente. Pues bien, si quieres ver cómo se reduce la factura, es tan fácil como saber invertir. Y ahora mismo la mejor inversión es instalar ventanas de aluminio en tu casa. Eso sí, si lo vas a hacer es vital que te pongas en manos de profesionales, como por ejemplo Aluminios Franco.

Lo primero que hay que decir sobre las características de este tipo de ventanas, es el que el aluminio es un material liviano, lo que hace mucho más ligera la estructura de la ventana, a diferencia de lo que se logra con una provista de metal o madera. Este aluminio se presenta como un elemento resistente, con un sistema que deja en su interior un vacío, favoreciendo aun más a que su peso sea mucho más inferior. El cristal por su parte, se sostiene entre dos placas de aluminio y una banda de plástico, como si el vidrio fuese mordido a presión.

Todo esto hace que la estructura de la ventana sea fácil de manejar, favoreciendo el abrir y el cerrar, gracias a lo que se podría denominar como un sistema de un riel o dos rieles, que facilitan el movimiento de la ventana de un lado al otro. Pero no solo lo vas a notar físicamente, también en la cartera.

Como te decimos, las ventanas y puertas son elementos fundamentales que configuran la envolvente de nuestra vivienda. Su buen funcionamiento mejora el uso y reduce el consumo de los aparatos de aire acondicionado o calefacción. Por lo tanto es fundamental contar con un buen sistema de carpintería que consigan mantener la temperatura del interior del hogar en las mejores condiciones y con el mínimo gasto. La instalación de ventanas con Rotura de puente térmico y cristales de alta calidad es la solución ideal.

Comodidad

Olvídate de ruidos, humedad, temperaturas extremas. Todos ellos son algunos de los muchos factores externos que no vamos a permitir que afecten en nuestra calidad de vida. Una vivienda bien aislada se convierte en un hogar confortable, donde un gesto tan sencillo como abrir y cerrar una ventana basta para hacer de tu casa un lugar de garantía para el bienestar familiar.

Son varios los aspectos en los que destaca una buena carpintería de aluminio frente a otros materiales:

  • La mejor en caso de incendio: El aluminio es un material que soporta altas temperaturas, lo que confiere al conjunto del cerramiento mayor seguridad ante la posibilidad de incendio.
  •  En caso de combustión, los cerramientos de aluminio no desprenden gases tóxicos.
  •  La mejor en caso de Robo: por tu seguridad. Es un material que es para nada propenso al fuego, conservando así la seguridad de la vivienda u oficina.

La característica más apreciada en una ventana – puerta de aluminio es el equilibrio perfecto entre la esbeltez de los perfiles y la capacidad de acristalamiento. Con estas carpinterías ganamos la máxima luminosidad en el interior sin perder otras prestaciones. El control de la luz se logra con una gama de productos de protección solar. La posibilidad de regular la luz natural es muy útil para aprovechar al máximo las horas de sol.

El material de moda

Y encima el aluminio está de moda. Actualmente representan una tendencia muy usada en todos los aspectos de la arquitectura y desarrollo de la ingeniería civil, por lo que más que estar a la moda, contar con una ventana de aluminio es tener un recurso de buen desempeño y deseado por los expertos en la construcción.

Debido principalmente a que por fin en España ha despertado la preocupación por el ahorro energético y se han aprobado las primeras normativas al respecto. Y por ello el aluminio ha realizado diferentes mejoras para conseguir ponerse al día dando lugar a al nuevo aluminio más acorde con las normativas pro ahorro energético. Lo vas a notar de sobra, y tu cuenta corriente, mucho más.

Deja un comentario