¿Cómo deben ser los uniformes de trabajo en un taller mecánico?

¿Cómo deben ser los uniformes de trabajo en un taller mecánico?

Llevar la ropa de trabajo adecuada es importante para realizar cómodos y seguros nuestras labores diarias. Por ejemplo, en un taller mecánico, el suelo puede tener grasas y aceites que hacen necesario el uso de calzado adecuado para evitar las caídas.

La calidad de la ropa también debe ser prioridad, ya que tiene que aguantar muchas horas de jornada de trabajo. Además, que en el caso de los mecánicos, esta debe estar diseñada para resistir el contacto con herramientas, productos químicos y elementos que podrían desgastarla.

De no llevar una ropa correcta, se puede llegar a sufrir una lesión o, al utilizar productos químicos o disolventes, sufrir daños en la salud.

Por eso, es muy importante que todo trabajador de  un taller mecánico lleve la ropa de trabajo adecuada. Un buen calzado y un mono de mecánico cómodo aumentarán la seguridad y el confort de los mecánicos y a su vez, aumentará la productividad.

La importancia del uniforme de trabajo

Nuestros amigos de Bordarmar, especialistas en la fabricación de vestuario laboral, nos explican como debe ser el uniforme de un mecánico:

Si va a hacer una inversión en ropa de trabajo, hay que recordar a los mecánicos y técnicos que esta ropa es para mejorar su seguridad y mantenerlos cómodos mientras trabajan en el taller y no solo una imposición caprichosa del empleador.

Como ya habíamos mencionado, la calidad debe ser una prioridad, ya que esta ropa tiene que aguantar muchas horas de trabajo en el taller y resistir el contacto con herramientas, productos químicos y otros elementos que podrían desgastarla.

Otro aspecto fundamental del uniforme es que ofrezca la seguridad necesaria para la labor que se está llevando a cabo. Por ejemplo, al utilizar productos químicos o disolventes se puede ocasionar daños graves a la salud, si no se utiliza la ropa de trabajo adecuada.

Por otra parte, si el trabajador no tiene una ropa de trabajo adecuada, sufre una lesión y tiene que coger la baja, causa pérdidas importantes a la empresa, por lo que también se puede concebir al uniforme como una herramienta de ahorro.

El uniforme adecuado dentro de un taller mecánico

Ya que los suelos de los talleres, pueden tener aceites y grasas, los trabajadores deben utilizar unas botas o zapatos para mecánicos con propiedades antideslizantes que ayuden a evitar caídas. Si estas tienen puntera de seguridad, mejor,  ya que también se evitarán los riesgos de lesiones en el pie por caídas de piezas pesadas. Sin embargo, aunque estos zapatos son muy necesarios, la pieza principal es el overol:

El overol de trabajo

El overol de trabajo, también conocido como mono de trabajo o peto, es una pieza de ropa qué tiene forma de enterizo, suele ser de manga larga y muy cerrada en el área del cuello; y se coloca sobre la ropa común para protegerla.

El overol de trabajo tiene al frente un cierre o algún otro tipo de sistema de abotonamiento, como: cierre mágico, velcro u otros; siendo el único sitio donde tiene apertura para colocarse. Por lo general, este tipo de prenda tiene una solapa sobre el cierre para no permitir la entrada de polvo o residuos.

Hoy en día, el mono de trabajo es una de las prendas más utilizadas en este tipo de trabajos,  pero su historia data desde finales del siglo 19.

Cuando llegó la revolución industrial y se inició los trabajos en fábricas se necesitaban prendas protectoras que cubrieran la ropa diaria y la protegieran de las manchas, los desgarros y más riesgos a los que se exponían los trabajadores de fábrica, por lo que surgió la idea de estos monos como uniforme de trabajo.

Más adelante, cuando la Revolución Industrial llegó a su máximo apogeo, los monos de trabajos se hicieron necesarios y muy demandados. Para ese entonces, cubrían todo el cuerpo y solo dejaban al descubierto las manos y la cara.

Luego, con el paso del tiempo, empezaron a implantarse mejoras como mayor cantidad de bolsillos, elásticas en cintura, cierres más duraderos, materiales únicos y por supuesto, su diseño también fue evolucionando, hasta el punto de que es usado en otras áreas más allá de los talleres mecánicos. Por ejemplo, son muy vistos en competiciones de autos con llamativos colores, telas cargadas de innovación y full personalizados.

Además, se comenzó a utilizar en otros oficios, como: la industria farmacéutica, en el mundo médico y más.

En la actualidad existen muchos monos de trabajo, con características especiales para cada labor. Algunos tipos son:

  • El mono mecánico. Este es el mono de trabajo más conocido del mundo y es la prenda más usada en los talleres mecánicos.
  • El peto de trabajo. Es muy parecido al mono mecánico, pero con la diferencia de que en la parte de arriba no es una prenda enteriza, sino que se sostiene de unos tirantes. Esta fue una de las prendas más usadas en los años 70 y 80. Su calidad es excelente, sobre todo si es fabricado en telas gruesas como el jean u otras similares; lo único que hay que tomar en cuenta es que no brinda protección en la parte superior del cuerpo.
  • Mono de trabajo estilo italiano. El mono de trabajo estilo italiano es muy parecido al mono clásico o mono de mecánico, con la única diferencia que tiene elástica en su cintura y puños; lo que le da a una apariencia estilizada al cuerpo.
  •  Mono de trabajo de competición. El mono de competición es aquel que podemos ver en las competencias de rally. Este tipo de mono está fabricado en textiles inteligentes que, protegen al piloto de quemaduras y demás daños. Además, tiene un diseño muy llamativo de colores vibrantes con líneas laterales fluorescentes. Esto con la idea es que de darle un aspecto único al piloto.

Características que debe tener un mono de trabajo para ser usado en un taller mecánico

Cualquiera que sea el diseño y estilo del mono de trabajo que elijamos, o del color y demás detalles estéticos, si hay características únicas que este tipo de ropa de trabajo debe tener. Estas son algunas:

Una buena tela

Es importante que el mono de trabajo esté fabricado en el textil más apto para enfrentar las labores durante la jornada laboral. Por ejemplo: un mono de trabajo que será usado en competiciones debe ser ignífugo en alto grado, es decir; que te proteja en caso de un incendio, como lo hacen también los monos de trabajo usado por los bomberos.

Mientras que, en el caso de un taller mecánico, el grado de protección contra el fuego no debe ser tan alto, sino que se debe optar más por los de mayor grado de transpiración y comodidad de la tela, como también por materiales que otorguen durabilidad. Todo esto sin renunciar jamás a la protección.

La durabilidad es una  característica muy valorada, por lo que se recomienda telas gruesas con un buen tejido, que a su vez permita la transpiración, le otorgue comodidad y sea ergonómica, pero que resista al uso y el tiempo. También, recuerda que en un taller de mecánica es común que la ropa de trabajo se desgarre, rompa, manche y más. Por lo que la tela debe ser resistente, que te permita transpirar, sea cómoda y mejor, si también es fácil de lavar.

Aquí, los expertos recomiendan monos elaborados con telas como el poliéster y el algodón, ya que cumplen con todas las características mencionadas anteriormente.

Seguridad ante todo

La seguridad debe ser primordial, No debes sacrificarla  por la comodidad, es decir; es importante que el mono de trabajo tenga un grado de protección contra la combustión, ya que en un taller mecánico se está a expuestos a líquidos inflamables.

Dependiendo del tipo de labor que hagas en un taller de mecánica, el tipo de protección necesaria varía y es importante contar con todas estas características. Por ejemplo, hay mono de trabajo que incluyen protección en codos y rodillas, haciendo más seguro el trabajo y fácil.

Incluso, si puedes optar por monos de trabajos con bandas reflectantes, sería un plus  que te otorgaría mayor seguridad. Ya que si, un buen mono para trabajar en un taller de mecánica puede tener bandas reflectantes, te hará más visible dentro del taller, o por ejemplo si haces trabajos en la carretera de noche o en sitios poco iluminados.

Espacio de almacenamiento

El mono debe tener gran cantidad de bolsillos, con cierres de velcro si es posible. Un mecánico debe llevar consigo herramientas, así que los bolsillos resistentes con buenos cierres de velcro le facilitan el trabajo.

Transpirabilidad

El mono de trabajo debe ser traspirable. Esto porque los mecánicos suelen realizar una labor física y ardua en donde se agradece prendas que permitan la transpiración correcta del sudor y otorguen comodidad y frescura.

Uso fácil

Un buen mono de trabajo debe ser fácil de poner y de quitar. Además, debe ofrecer protección a la ropa que uses debajo y por si fuera poco sus cierres de velcro, cremalleras o botones deben ser de gran calidad; para que resistan la rudeza de las labores y la manipulación del mono de trabajo.

Deja una respuesta