Cupcakes, palmeritas y croissant… que viva la bollería artesanal

Cupcakes, palmeritas y croissant… que viva la bollería artesanal

Los cupcakes, o tartas en taza, están súper de moda en la actualidad, y cada  vez es más frecuente encontrarse con establecimientos especializados en este dulce. Pero lo cierto, es que muchas veces, lo que se vende no es un auténtico cupcake. Puede que una magdalena sí, o quizá un muffin, pero no un pastel en taza. Para que un pastel pueda ganarse este nombre, ha de estar decorado, ¿están las magdalenas decoradas, o los muffins? Pues eso, por algo tienen otro nombre. Así que por favor, no confundamos términos y llamemos a cada cosa con su nombre.

La receta base de un cupcake es a base de mantequilla, azúcar, huevos, levadura y harina, y debido a su pequeño tamaño se hacen muy rápido. Es típico en cumpleaños y celebraciones, ya que, permite una infinidad de posibilidades de sabores y decoración. En las fiestas infantiles son todo un éxito, aunque cada vez es más frecuente tomar una a la hora de café, a la merienda o de postre. La decoración consta de un glaseado, que suele ser una crema de mantequilla, hecho con una manga pastelera con una boquilla o bien con una espátula.

Emprender con un negocio de pasteles

La moda de los cupcakes nos ha devuelto el viejo hábito de consumir pasteles tradicionales, que de un tiempo a esta parte habíamos olvidado por la invasión de la bollería industrial. Los pasteles de toda la vida, ya no podían competir con las formas y colores de estos productos y poco a poco, se fueron substituyendo, siendo sus mayores consumidores los más jóvenes. Pero hoy, la pastelería, la repostería y la panadería, han evolucionado gracias a las nuevas tecnologías, que han facilitado y acelerado en gran medida el proceso de producción. Ahora, es posible hacer auténticas maravillas en muy poco tiempo, porque existen hornos más rápidos, más potentes, más precisos.

El tipo de establecimiento que se ha adaptado a los nuevos tiempos, sobrevive, es más, triunfa, el resto, está irremediablemente condenado al olvido. No es posible competir, por muy artesano que sea un producto, con las posibilidades que ofrecen los nuevos hornos, que permiten a las tiendas dispones de una gran variedad de productos congelados, que en nada de tiempo, están listos para ser consumidos por el cliente. Palmeras de chocolate, croissants, muffins, cupcakes, panecillos y todo tipo de dulces y bollería.

Emprender con un negocio de panadería y pastelería moderno, puede ser una magnífica oportunidad de negocio, pero es muy importante invertir en maquinaria. ¿El problema? Normalmente lo que frena al emprendedor a hacer esta inversión es el precio, pero en Muñoz y Muñoz, diseñan, desarrollan e implantan soluciones y maquinaria industrial para el sector de panadería y pastelería, a muy buen precio. Su personal cualificado asesora a todos y cada uno de sus clientes para conseguir la solución más adecuada a sus necesidades. Cuentan con una amplia variedad de maquinaria de panadería industrial de fabricación propia, siendo la mejora continua y la innovación tecnológica en sus procesos y proyectos, uno de sus principales compromisos, por eso su maquinaria de pastelería siempre marca la diferencia al incluir los últimos avances del sector.

Cupcake de chocolate y plátano

La mezcla de chocolate y plátano constituye el antidepresivo por excelencia. Es tal su poder, que mejora el estado de ánimo de la persona más aburrida. Ya lo sabes, cuando te encuentres bajo de moral, puedes hacer  un delicioso pastelito añadiendo estos dos ingredientes y te sentirás mucho mejor, te lo aseguro, ¿nunca lo has probado?

Solo necesitarás harina, levadura, aceite de oliva, bebida vegetal, azúcar moreno o sustituto (opcional), plátano y cacao en polvo.  Cuando tengas todo esto mezcla los ingredientes hasta que cojan consistencia y reparte en moldes especiales. Por último, introduce los moldes en el horno durante unos 25-30 minutos, aproximadamente a una temperatura de unos  180ºC A continuación decora con una cobertura de chocolate hecha con cacao en polvo desgrasado. Un consejo, el plátano ya es muy dulce, así que puedes evitar echarle azúcar y así será mucho más sano.

Y listo, ahora disfrútalo. En estos días de lluvia no hay nada mejor, y como ves, esta receta está libre de sufrimiento animal, es totalmente vegana y está deliciosa.

Deja un comentario