El dolor articular en la boca

El dolor articular en la boca

Desgraciadamente estamos acostumbrados a convivir con el dolor. Algo que no es bueno ni lógico. “Ya se me pasará” “No me duele mucho”, son frases que siempre estamos usando para minimizar los riesgos que supone tener dolores. Y seguro que hay unos dolores que has tenido muy a menudo y que no tienes en cuenta. Nos referimos a los que tienes en la boca concretamente en los huesos alrededor. Normalmente no sabemos de dónde vienen, pero lo que está claro es que proceden de algo que no funciona en nuestra boca.

Estamos hablando del famoso dolor articular que tenemos en la boca. Cuando la articulación entre la mandíbula y el cráneo no funcionan correctamente y los músculos de la zona se contraen, se desarrolla patología articular generando el Dolor Articular. Seguro que lo has padecido porque no es un dolor que se pueda aguantar suavemente. Está demostrado que en una boca sana, al morder la mandíbula debe encajar sin tener que hacer posturas acomodadas para que los dientes coincidan. En una boca sana la articulación debe estar centrada y los dientes engranar correctamente. Si no es así, está claro que tenemos un problema, que puede derivar en muchos más.

Visita a la clínica dental

Para conocer un poco más sobre este problema y su solución acudimos a la consulta de la Dra. Bárbara Markiewicz en Clínica ZM, que es experta en ortodoncia y dolor articular. Ella nos explica que es la ATM, cuándo produce dolor y cómo podemos tratarlo. “Es una articulación que se encuentra en el cráneo relacionado con la mandíbula y encima del resto del cráneo, esta formado por dos huesos que actúan. Y están separados entre sí por un menisco, que es como una almohada, cuando se desplaza ese menisco, esas dos superficies óseas empiezan a contactar y a relacionarse y a comprimir paquetes vasculares nerviosos que se encuentran en la zona. Y eso genera dolor”, explica con detalle la doctora.

Además nos ofrece la solución que existe en el mercado para este problema. “La solución que aportamos es una férula similar a la de descarga. Primeros debemos tomar unos registros. Estos registros se trasmiten al articulador. Una vez que tenemos estos registros correctamente capturados, podemos confeccionar la férula”. Una técnica que como nos detalla la doctora Markiewicz no es sencilla. “Requiere de muchos ajustes, y estos ajustes permiten que los contactos dentarios, cuando están siendo usados, sean de la manera que permita a la articulación colocarse en el sitio adecuado. Y de esa forma el dolor desaparece”, concluyó.

Ahora bien, hay diferentes formas de poder realizar estas férulas, en este caso desde la clínica nos cuentan lo que podemos encontrar. Toma nota porque entre estos modelos pueda estar la solución para este problema.

Férulas de reposicionamiento mandibular

Cuando hay dolor articular debemos realizar un diagnóstico exhaustivo para determinar la posición articular del paciente mediante imágenes y aparatos destinados a ese fin llamados Articuladores. Es mediante esos aparatos que podemos confeccionar placas capaces de reubicar la articulación en su sitio permitiendo eliminar el dolor. La férula, una vez ajustada, sustituye las condiciones de una función oclusal ideal. El uso continuo es ideal.

Ejercicios de rotación mandibular

Para aliviar el dolor se explica al paciente diferentes ejercicios terapéuticos de apoyo para realizar en casa. Ejercicios de rotación mandibular. Con la boca cerrada, pegar la lengua a la mitad del paladar y sin despegarla abrir y cerrar la boca en un rango de 1,5 cm. Repetir 10 veces cada hora. Ejercicio de resistencia contra apertura. Con la boca cerrada y con el dedo pulgar apoyado contra el mentón, pegar la lengua a la mitad del paladar y sin despegarla intentar abrir y cerrar la boca ejerciendo una fuerza contraria. Repetir 10 veces cada hora.

Síntomas del dolor articular en la boca

Estos son los principales síntomas que podemos notar cuando tenemos dolor articular en la boca.

  • Dolor o sensibilidad al tacto en la mandíbula
  • Dolor en una o ambas articulaciones temporomandibulares
  • Dolor intenso dentro o del oído o a su alrededor
  • Dificultad para masticar o dolor al masticar
  • Dolor intenso en la cara
  • Bloqueo de la articulación, lo que dificulta abrir o cerrar la boca

Y así es cómo podemos solucionar esto del dolor articular en la boca. Un mal que cada vez tenemos más presentes en nuestra sociedad. Y no, no es solo padecida por personas mayores, ahora mismo este dolor articulado también está muy presente en gente joven, sobre todo la que padece de estrés. Quizás sea el comienzo para poder acabar con este dolor articular.

Deja una respuesta