El funcionamiento del stock de un ecommerce

El funcionamiento del stock de un ecommerce

El funcionamiento del stock de un ecommerce como nos recuerdan los expertos de stocknetvalles.es es una de las cosas primarias a las que acostumbra a enfrentarse un emprendedor que quieren empezar con una ecommerce. Se desea saber dónde vamos a querer tener los productos. Esto es algo importante y debemos tenerlo en cuenta unido al diseño del sitio web o el marketing, lo que va a servir para que se produzca un gran impulso al producto, además de que existen otro tipo de cuestiones de carácter logístico que deberán estar solucionadas, donde la gestión del propio stock es una de las más importantes.

Conociendo más sobre el ecommerce y el stock…

Cuando comienza su actividad una empresa, lo más lógica es que tenga cantidades reducidas del producto que quiera vender, por lo que la gestión del stock no es un problema demasiado importante para el propio emprendedor.

Según va aumentando, está claro que el stock debe de ir aumentando en idéntica proporción de lo que lo hace la demanda, pues tendrá que estar prevenido para poder dar entrada y salida de forma fluida a la totalidad del material.

Si crecemos sin que haya una gestión del stock adecuada, la empresa va a correr el riesgo de que no pueda hacer una entrega con eficiencia del material y tendrá una reputación negativa que le va a penalizar en el resto de los procesos. Una buena gestión adecuada es un buen trampolín para que la empresa crezca, tanto en prestigio y en venta.

Por lo tanto, hay que plantearse de qué manera se puede organizar el stock de una ecommerce que se monte en algunas de las plataformas más populares.

Si hablamos de la venta de productos, hay que saber si se distribuyen a los consumidores o seremos proveedores de otra clase de negocios.  También debemos saber si nosotros podemos hacerlos o necesitamos de proveedores.

En cuanto al presupuesto, hay que saber si tenemos suficiente presupuesto para tener un inventario importante y que se pueda mantener un stock que habrá que saber dónde lo vamos a tener que guardar y el tamaño de ese espacio.

Hay cuestiones relacionadas con el stock que deben resolverse antes de construir un inventario, como saber si va a convenir contar con stock. En este tipo de almacenaje, el dueño de la empresa de comercio electrónico cuenta con un espacio propio en el que se va a poder guardar el producto que queramos poder vender.

Existen cuestiones que se relacionan con el stock que deben resolverse antes de comenzar con el comentario. No siempre va a convenir tener stock propio. En este tipo de almacenaje, el propietario de la ecommerce cuenta con un espacio determinado en el que guardará el producto que venderá.

En el caso de que opte por esta clase de logística, hay que disponer de dinero para poder mantener el depósito y que haya suficiente también para que se pueda recambiar de manera constante la mercadería en cuestión.

Uno de los beneficios mayores de esta clase de modelo es la rapidez de entrega, pues vamos a ser dueños de todo el proceso, desde que se almacena hasta que se termina sirviendo al cliente. No olvidemos de que siempre va a poder estar el cliente informado cuando haya algún tipo de carencia o problema en el producto, mientras que si se externaliza no vamos a estar tan en contacto con el material.

Como principal desventaja encontramos el gasto de dinero, que a veces no se puede asumir y que se hace para pagar el espacio que se ocupa y el propio cuidado del material. En ocasiones el espacio que podemos ocupar con un producto al que no se puede dar salida, se puede invertir dinero sin que haya ingresos.

En el caso de elegir stock propio, hay que pensar en otras cuestiones, como por ejemplo el propio recorrido del picking y cómo se optimizará para que no se colapsen los espacios del propio local.

De igual manera habrá que saber el tamaño de los pasillos del almacén, el sistema de etiquetado o el formato en el que se van a almacenar los productos y los estantes de cada estantería.

En el caso de que no queramos el stock propio, aparecen dos alternativas, una el stock de terceros, donde se compra una cantidad de productos a un proveedor, pero donde si terminan quedando olvidados en el depósito hasta una determinada fecha siempre se van a poder devolver al proveedor.

Una de las ventajas principales es que se va a evitar el riesgo de que haya excedentes de stock, y por lo tanto pérdidas de dinero que sean innecesarias. Eso sí, no todos los productos encajan en esta clase de stock, pues solo van a funcionar los que sean más duraderos y donde haya menores rotaciones.

No olvidemos que el que un proveedor vaya a asumir el riesgo de no dar salida a un producto va a valer para que se encarezca la compra de cada una de las unidades.

La alternativa del drop-shipping

El drop shipping también es interesante, pues se terceriza el stock y las entregas de los productos. Aquí se desentiende la parte más farragosa en el campo de la logística, pues la ecommerce pasa a ser una intermediaria entre proveedores y clientes in que haya que mantener el depósito y tener que gestionar los inventarios. Una forma cómoda y de las que tiene más éxito en el campo del negocio en las ecommerce.

Como principal ventaja está el ahorro de alquiler de un depósito y gestionarlo, además de que no se compra el producto hasta que no se venda al cliente os e reciba el pago.

Eso sí, no siempre habrá la garantía de que llegue a la clientela de la mejor formas. Hay que ser conscientes de que perderemos control sobre la mercancía y ayuda a que pueda suceder alguna sorpresa indeseada.

Con independencia del stock por el que optemos, pensemos que después de decidir sobre el tipo de almacenamiento, debemos pensar la plataforma en la que se va a gestionar la cantidad real de stock que vaya a quedar en la tienda. Si se tiene una ecommerce, la gestión es bastante más fácil, pues en los entornos online, los procesos suelen ir teniendo a simplificarse cada vez más.

 

Deja una respuesta