La presencia en Internet de las farmacias refuerza su imagen entre la ciudadanía

La presencia en Internet de las farmacias refuerza su imagen entre la ciudadanía

La relevancia que le otorgamos a un negocio como lo es la farmacia ha crecido de una manera exponencial a causa de la irrupción de la pandemia del coronavirus en nuestro país. Para saberlo solo hemos tenido que visualizar las imágenes de la primavera del 2020, en la que decenas de personas se agolpaban a las puertas de las farmacias para conseguir las tan deseadas mascarillas. Los empleados y empleadas de estos establecimientos se convirtieron de este modo en una especie de ángeles de la guarda y ese es el motivo por el que se ha valorado tanto su papel durante un momento tan complicado como lo fue el inicio de la pandemia.

Las farmacias han estado obligadas a demostrar su compromiso con la sociedad en los últimos meses. Siempre están obligadas a demostrarlo, pero ahora lo han tenido que hacer de una manera mucho más intensa a sabiendas de que ha habido una necesidad sanitaria muy grande y para la que en un principio no existía prácticamente protección alguna. Además, y por si fuera poco, las farmacias han tenido que demostrar ese compromiso con la sociedad de una manera diferente puesto que, como es lógico, han tenido que promover el hecho de que no se produjeran aglomeraciones ni en su interior ni a las puertas de sus respectivos establecimientos.

En un contexto como en el que nos ha dejado la pandemia, Internet se ha convertido en el medio a través del cual muchos negocios han tenido la posibilidad de seguir en contacto con sus clientes. Las farmacias también han empleado esta vía para informar de la llegada de nuevos productos de protección ante el coronavirus. Y, gracias a ello, son muchas las personas que no han sentido la necesidad de salir de casa para informarse al respecto de esos productos o incluso para comprarlos.

Un elemento como el marketing digital se ha convertido en una de las prioridades para los negocios de hoy en día. La pandemia ha acelerado este proceso y las farmacias no han querido quedarse atrás a fin de mantener el contacto con todos sus seguidores y con la gente que puede necesitar sus productos y servicios. Reforzar la información que aparece en su página web, el diseño de la misma y su presencia en buscadores como Google se ha antojado imprescindible para cumplir con este propósito. Y eso es lo que, según nos informan desde Farmacom, expertos en márketing para farmacias, han buscado sin descanso miles de farmacias españolas en el último año.

Una imagen que no ha parado de crecer 

La imagen de las farmacias españolas ha mejorado una auténtica barbaridad desde que estas han decidido hacer suyas las ventajas del marketing y la publicidad digital. Esto ha permitido reforzar todos los vínculos con la sociedad, con los clientes habituales y con los que no lo eran tanto. Dicen que es en los peores momentos cuando se conocen a los verdaderos amigos y lo cierto es que las farmacias han demostrado ser alguien de confianza en un momento en el que todo lo veíamos negro sin una salida cercana y posible.

Una información vertida en el portal web Portalfarma aseguraba que España contaba con la red de farmacias más grande, cercana y accesible de Europa para luchar contra todos los rebrotes. Eso es lo que nos ha permitido equilibrar el número de contagios al del resto de Europa, neutralizando ese exceso de contagios que padecimos especialmente entre los meses de marzo y mayo del año pasado. Una buena red de farmacias, unida al siempre incansable trabajo de los estupendos sanitarios y sanitarias de nuestro país, ha sido la mejor receta para ir sobrellevando la crisis.

Con todos estos datos en mente, no nos resulta extraño en absoluto que el papel de las farmacias haya sido tan positivamente valorado por una amplia mayoría de la sociedad española. En concreto, y según las informaciones vertidas por el diario El Mundo, hasta un 90% de la sociedad española ha valorado positivamente el trabajo realizado por las farmacias a lo largo de todos estos meses. Y es que no es para menos. Han sido igual de importantes que los hospitales y que los supermercados. Cuando salíamos a aplaudir a nuestros balcones a las 8 de la tarde, también lo hacíamos por ellos.

La pandemia todavía no ha terminado. La vacuna nos está facilitando las cosas, eso es cierto, pero conviene no bajar la guardia en ningún momento para intentar nuevo restaurante que puedan complicar la situación otra vez. Ya lo hemos pasado lo suficientemente mal como para repetir errores pasados. Estamos convencidos de que, en unos meses, vamos a recuperar una situación medianamente normal que nos va a permitir afirmar que estaremos en vías de dar la estocada definitiva al coronavirus. Todos habremos jugado un papel importante para conseguirlo. Las farmacias, desde luego, también.

 

Deja una respuesta