Los juguetes clásicos que no pasan de moda

Los juguetes clásicos que no pasan de moda

Ponte en situación porque seguro que lo has vivido. Un grupo de niños están jugando con la consola o con los teléfonos móviles. Pasan un rato, pero de repente se aburren y comienzan a jugar con un balón o las canicas de toda la vida. Y es que esto es así. Aunque las nuevas tecnologías quieran invadirnos, siempre hay un espacio para lo nostálgico. Y es que ni el más avanzado videojuego, por ejemplo el Fornite, puede acabar con el encanto de juguetes clásicos. Hoy te vamos hacer un listado de esos que nunca pasan de moda.

La tecnología nos ha invadido en todas las parcelas de nuestra vida. Vivimos una vida informatizada y claro está, el sector de los niños y niñas es muy apetecible para aterrizar. Sobre todo si lo señalan a los juguetes. No obstante, hay ciertos elementos que no pasan de moda y a los que todavía no han podido desplazar. Seguro que muchos de ellos te recuerdan a tu infancia y te traerán imágenes preciosas.

Canicas

Era el juego más divertido y económico. Solo necesitabas unas cuantas canicas y un poco de destreza con las manos. Sin embargo, te podías pasar horas y horas con tus amigos. Las canicas siguen siendo la opción para los recreos o para cualquier rato libre.

Además de ser un juego, es un gran aliado de las habilidades. Dadas sus muchísimas variantes, permite mejorar la coordinación visual y motora. Además, la posibilidad de incluir muchos participantes fomenta la sociabilidad en los niños. Da gusto pasear por un campo y comprobar que todavía allí, los niños siguen intentando hacer gua. Es decir, meter la canica en el agujero hecho en el suelo.

Cubo de Rubik

El Cubo de Rubik es la perfecta unión entre juego y conocimientos. Es la mejor herramienta para que los más pequeños se pueden divertir al mismo tiempo que le dan al coco. Son muy pocas las personas que pueden presumir de haber completado un cubo de Rubik sin hacer trampas, y curiosamente, los niños tienen una habilidad muy desarrollada para completarla.

El cubo de Rubik es una excelente manera de presentarles un desafío mental en el más mínimo tiempo de ocio del niño. Es un juguete que tiene mucho éxito porque es fácil de llevar y de usar. Por ejemplo, si tienes que estar esperando una cola o para un largo viaje en coche. Prueba a darle a tu hijo mejor este juguete que un móvil. Todos lo vamos a agradecer.

Walki Talkie

Seguro que recuerdas cuando hacías una especie de teléfono con dos yogures para hablar por la ventana con tu vecino del piso de arriba. Luego llegó el famoso walkie talkie que se convirtió en uno de los juguetes más solicitados en la noche del 5 de enero. Era una gozada jugar con tus amigos en el parque o si te ibas al pueblo durante una noche en el río.

Pues bien, lejos de olvidarse en el baúl, esta herramienta se ha convertido en todo un fenómeno social. Ahora mismo hay walkies que se emplean para muchas cosas. “Indicados para su uso en caza, vigilancia, airsoft o montañismo, entre otros usos, con diseños robustos y funcionales y la mejor relación calidad precio”, nos cuentan desde Mil Walkies.

Frisbee

Como ocurre con los walkies, hay juguetes que se reinventan para seguir vivos. Y esto es lo que ocurre con los frisbees. Los famosos discos que se lanzaban de lado a lado. Se podía jugar con varias personas, con dos, o tú solo si probabas tu habilidad a hacer del frisbee un boomerang.  Jugar con un frisbee es una excelente manera de que los niños disfruten de hacer actividad física al aire libre. Además, es otro juego que propicia la interacción entre amigos.

Coches a control remoto

Pero si hay un juguete que no pasa de moda ese es el coche teledirigido. Ahora bien, nada tiene que ver lo que veíamos hace años con lo que hay ahora en el mercado. A un niño le sigue encantando tener entre sus manos un coche y poder hacer un montón de virguerías con él. Acelerar, frenar, hacer trompos, subir cuestas…todo lo puedes hacer con los coches a control remoto. Pero ojo, que las velocidades de ahora no son las que se cogían hace décadas. Lo mejor es hacerlo al aire libre.

Esto son solo algunos de los ejemplos de juguetes que han sabido reinventarse para llegar con vida al siglo XXI. Estamos seguros de que si se los das a un niño van a disfrutar de lo lindo. Y como te decimos, se olvidará durante un buen tiempo de los móviles y de las consolas.

Deja una respuesta