¿Qué se necesita saber para iniciar una actividad comercial en un establecimiento?

¿Qué se necesita saber para iniciar una actividad comercial en un establecimiento?

Cualquier tipo de actividad comercial que deseemos iniciar en un inmueble, ya sea local comercial, nave industrial o incluso un piso, deberá contar con la preceptiva autorización o licencia por parte del ayuntamiento correspondiente. La normativa estatal, la de la Comunidad Autónoma y las ordenanzas municipales serán el marco legal al que debemos acudir para consultar y ser conocedores de cuáles son los usos permitidos, condiciones urbanísticas, ambientales, etc. que se fijan sobre la actividad concreta que deseamos desarrollar y el inmueble en cuestión.

El Real Decreto – Ley 19/2012, de 25 de mayo, de medidas urgentes de liberación del comercio y de determinados servicios, publicado en el BOE núm. 126, del 26 de mayo de 2012, supuso un cambio muy importante y una gran flexibilización en las condiciones de apertura de la actividad comercial, anteriormente reguladas por el derogado Reglamento 2414/1961, de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas. Esto supuso claramente un antes y un después en cuanto a la supresión de las esperas para obtener una licencia de apertura. Una de las principales novedades de esta normativa es la supresión de las licencias de ámbito municipal vinculadas con establecimientos comerciales cuya superficie útil de exposición y venta al público no sea superior a 300 m2., excepto las que se desarrollen en establecimientos con impacto en el patrimonio histórico artístico. Del mismo modo, desde su entrada en vigor, tampoco es exigible licencia para las obras de acondicionamiento del local cuando por su envergadura no se requiera la redacción de un proyecto técnico de obra.

Con el fin de establecer la simplificación de los trámites administrativos, en la nueva normativa se regula la figura de la comunicación previa o declaración responsable que contendrá una manifestación explícita del interesado de su conocimiento y cumplimiento de todos los requisitos exigibles por la legislación vigente, lo cual lo habilita para el inicio de la actividad a partir de su presentación en las oficinas municipales. En esta declaración responsable podrá incluirse el estar en posesión del proyecto técnico necesario firmado y visado por los técnicos correspondientes. Por ello, si vosotros necesitáis este proyecto, nosotros os recomendamos siempre que acudáis a Prada ingenieros, ya que son expertos en la materia y os asesorarán desde el primer momento para cumplir con todas las exigencias, así como también se encargan de la realización de certificados de eficiencia energética sobre las características energéticas de un local, vivienda u oficina.

Una vez recibida la comunicación previa o declaración responsable, los técnicos municipales son competentes para comprobar la exactitud de los datos declarados y podrán llevar a cabo las labores de comprobación de todas y cada una de las condiciones exigidas en el cumplimiento de la normativa. Y si lo que se desea es realizar un cambio de titularidad de una actividad comercial, con presentar en las oficinas municipales una comunicación previa detallando y adjuntando la documentación pertinente que lo acredite será suficiente.

Dependiendo del tipo de actividad que se vaya iniciar podrá requerirse diferente documentación, entre las más usuales son:

  • Tipo de uso y condiciones urbanísticas del local habilitado para la actividad comercial, según las ordenanzas municipales y el plan de urbanismo municipal.
  • Cumplimiento de las medidas de higiene y sanitarias, evacuación de aguas residuales, vertidos, ventilación, electricidad, etc.
  • Cumplimiento de la normativa específica en cuanto a seguridad, acceso a personas con discapacidad, ascensores, contra incendios, ruidos, etc.

Del mismo modo, en función de la actividad concreta que se vaya a desempeñar, los requisitos podrán ser más descriptivos y exhaustivos, pudiendo necesitar además de la autorización municipal, autorizaciones de otros organismos públicos como, por ejemplo:

  • Autorización de la Confederación Hidrográfica correspondiente en el caso de que la actividad se desarrolle en su zona de policía, es decir que afecte a su cuenca de río.
  • Autorización o fijación de condiciones por parte del organismo de Medio Ambiente compete.
  • Autorización del organismo sanitario correspondiente.
  • Fijación de las condiciones por la correspondiente demarcación de carreteras.
  • Cualquiera otra autorización que se precise en el marco de la normativa correspondiente.

Visado profesional

El Real Decreto 1000/2010, de 5 de agosto, establece que el trabajo profesional será sometido al visado colegial obligatorio, entre otros, en los siguientes casos:

  • La realización de un proyecto de ejecución de edificación.
  • La certificación de fin de obra de una edificación.
  • El proyecto de ejecución de edificación y certificado de fin de obra, sometidos a un procedimiento administrativo de legalización de obras de edificación.
  • El proyecto de demolición de una edificación.
  • Proyecto de voladuras especiales.
  • Proyecto de establecimiento, traslado y modificación sustancial de una fábrica de explosivos, así como el proyecto de instalación de depósitos de materias explosivas.
  • Aprovechamiento de recursos mineros.

Deja una respuesta