Vender productos de primera necesidad no garantiza la rentabilidad de tu negocio si no estás en Internet

Vender productos de primera necesidad no garantiza la rentabilidad de tu negocio si no estás en Internet

La publicidad online no es solo un recurso extra para empresas que se encarguen de la venta de productos o servicios que no sean de primera necesidad. Muchos de los empresarios que se encargan de dirigir este tipo de entidades creen que, por el hecho de ofrecer productos que las familias van a terminar demandando porque les hace falta para vivir, no hace falta publicitarse en Internet. Y algunos creen que no es necesario ni siquiera hacer publicidad de un modo tradicional, la conocida como offline.

Pero la realidad se está encargando de demostrar lo contrario. Por mucho que vendamos un producto de primera necesidad, está claro que si otros comercios también lo venden, es posible que nuestra gente nos abandone para irse a ellos. Y, si además de ello, ellos hacen publicidad en la red y nosotros no, desde luego podemos darnos por perdidos. No cabe la menor duda de que eso es fundamental para conservar a nuestra clientela. El decirle y recordarle que seguimos ahí, que seguimos siendo los mejores.

Lo que os hemos comentado en los dos primeros párrafos es, evidentemente, algo que se puede extrapolar a lo que viene sucediendo en el sector farmacéutico en los últimos años. Muchas de las personas que dirigen uno de estos comercios se relajan pensando que, por la naturaleza de los productos que comercializan, la gente va a seguir acudiendo a sus puntos de venta. Pero no siempre es así. Sobre todo si te mueves en un entorno geográfico en el que la competencia es grande y las opciones ilimitadas.

El sector relativo a las farmacias es el que mejor ilustra hasta dónde puede llegar la relajación, desde un punto de vista negativo, en un comercio que vende productos o servicios de primera necesidad. Muchas de las personas que dirigen estos comercios no apuestan ni por la publicidad online, ni por la presencia en las redes sociales, ni por la aparición en ningún tipo de soporte digital. Según nos han comentado desde Evolufarma, una entidad especializada en marketing online farmacéutico, este error es tal que muchas farmacias españolas se han visto obligadas a hacer publicidad online para seguir apareciendo en los principales buscadores online.

No es una alternativa, es una necesidad

La publicidad en el entorno digital hace tiempo que dejó de ser una alternativa para toda clase de empresas para empezar a convertirse en una auténtica necesidad de cara a conservar el volumen de clientes del que podemos disponer. Y lo cierto es que sus variantes son muchas y muy diversas. Wikipedia, en su espacio dedicado a la publicidad en Internet, destaca varias, como lo son los banner, los rich media, los enlaces patrocinados y el email marketing. Y hay muchas más maneras de hacer marketing online.

La publicidad en redes sociales se puede considerar, más que como una necesidad, casi como una obligación para todas las empresas. Todavía está claro que no todas las empresas tienen esto asimilado y que es necesario mejorar en lo relativo a este asunto. De momento, y según indicaba hace algún tiempo el portal web Cyberclick, solo el 44% de las empresas españolas tenían redes sociales. Aunque es cierto que ahora el número ha crecido, parece que no lo ha hecho todo lo que debería. Y es que empieza a ser urgente que nos aclimatemos a ese entorno.

Quienes han hecho ya ese cambio de mentalidad han hecho un cambio en lo relativo a su percepción del mundo digital y de su propia empresa. Lo que al principio parecía un gasto demasiado arriesgado se ha tornado ahora en una necesidad absoluta. Lo que antes parecía ser una locura, ahora tiene todo el sentido del mundo. Lo que antes nos sugería dudas, ahora nos proporciona beneficios. Incluso, las redes sociales pueden darnos pie a modernizar nuestro punto de venta. Todo es susceptible de ser mejorado.

Dentro de algunos años, quien no haya apostado por el marketing online simplemente habrá desaparecido. Es así de sencillo y de tajante. Es incluso bastante posible que el sector público obligue a cada empresa a que tenga una dirección de página web y perfiles en diferentes redes sociales. Y lo cierto es que esa es una necesidad que, aunque estemos hablando de cara al futuro, se siente en el presente. Cumplir con ella nos hará crecer y mejorar. Con ello, solo podemos tener cada vez más clientes.

Deja un comentario