El precio de una mudanza

El precio de una mudanza

Tarde o temprano en nuestra vida llega el momento de hacer una mudanza. Bien sea por motivos familiares o laborales, pero al menos una vez en la vida lo tienes que hacer. A no ser que seas un pájaro que nunca vueles del nido de tus padres. Sin embargo, lo normal es que con una media de 30 años, bien porque decides independizarte o bien porque consigues un trabajo, decidas volar solo. Es en ese momento cuando comienzas a conocer de lleno la palabra mudanza. Para algunos la peor palabra que puedes encontrar en un diccionario.

Hoy te queremos hablar del coste que puede suponer una mudanza. Sobre todo para que valores si prefieres encargársela a una empresa o bien realizarla tú solo. Bueno, lo de decir solo es una frase hecha, porque está comprobado que para realizar una mudanza se necesitan más de dos manos. Y sobre todo, brazos. No es la primera vez que alguien tiene que recurrir a su grupo de amigos para poder subir y bajar todos los enseres de una casa. Y es que, si algo llama la atención en una mudanza, es que parece que nunca tiene fin.

Si quieres hacer un traslado de vivienda, posiblemente estés interesado en conocer precios de mudanzas. Ahora bien, como nos indican desde Servieco, los precios de mudanzas son complejos y dependen de diversos factores. Por este motivo, lo mejor es que siempre solicites un presupuesto a medida que se ajuste a tus necesidades. No obstante, para que puedas tener una idea del coste de una mudanza te mostramos un precio aproximado para el servicio de mudanzas de viviendas. En este caso para la ciudad de Barcelona.

El precio varía

De esta manera, un piso pequeño de una habitación o estudio, en este caso estamos hablando de unos 10-15metros cuadrados, te puede salir por entre 250 y 450 euros. Mientras que un piso mediano de dos o tres habitaciones, en este caso de entre 20-25 metros cuadrados, se puede ir hasta los 600- 850 euros. Por último, una casa o piso grande con cuatro o más habitaciones (30-40 metros cuadrados) iría de los 950€ – 1250 euros. ¿Qué te parecen estos precios?

Por su parte, en una ciudad de corte medio como puede ser Valladolid. Una empresa de mudanza te puede salir por 50 – 80 €/hora si lo que tiene que hacer es la carga, transporte y descarga de tus pertenencias. Si entra el embalaje de artículos y muebles, sube a entre 150 y 200. Mientras que le añades de 20 a 40 euros más si es con materiales de embalaje. Por su parte, si entra el desmontaje y montaje            la cosa puede llegar hasta los 200 euros, mientras que hacer una mudanza y mandarlo todo a un almacén, el precio puede oscilar entre 20-40 euros por metro cúbico. Ya has visto que todo cambia dependiendo de la ciudad, y de la misión que le encargues a la empresa de mudanza.

Un punto importante, al valorar los costes de una mudanza es elegir una empresa que te ofrezca la mayor la seguridad y garantía en el traslado. Y es que quizás te merezca un poco más de dinero a cambio de saber que tus muebles y tus objetos están en buenas manos. Ya sabes que al final lo barato sale caro.

Aspectos a tener en cuenta

Cuando se vaya a llevar a cabo una mudanza, es importante que se tengan en cuenta una serie de aspectos que van a lograr que el resultado sea completamente satisfactorio y sin imprevistos de ningún tipo. Lo primero que se deberá tener en cuenta es que, los objetos más pequeños, deberán ir debidamente embalados para que la empresa de transporte pueda hacerse cargo de los bultos. Para ello, lo más recomendable es envolverlos en papel de burbujas antes de guardarlos en cajas. Si no se tuviera papel de burbujas, otra opción es hacerlo con papel de periódico o cualquier papel similar que evite que los objetos puedan golpearse entre sí durante el transporte. Hay varios factores que afectan a los costes de mudanza que deberías tener en cuenta cuando estás buscando posibles empresas de mudanza.

Lo que sacamos como moraleja, es que siempre es mejor contar con una empresa de mudanza que hacerlo tú mismo. La tranquilidad que te puede aportar no se paga con dinero. Es más, no dudes de que las mudanzas personales acaban con un par de días en la cama porque algo nos puede pasar. Y es que la espalda no está a ciertas edades para muchos trotes.

Deja una respuesta