Estas próximas vacaciones me voy a Huelva

Estas próximas vacaciones me voy a Huelva

Un año después la gente tiene muchas ganas de salir de casa. Fueron tres meses encerrados en 2020 por culpa de la pandemia y del estado de Alarma. Luego un verano muy light con demasiadas restricciones y muchas medidas de seguridad. Pero parece que lo peor ya ha pasado. Gracias al civismo de todos los ciudadanos (no tanto de los políticos) vamos viendo la luz, por eso, este verano 2021 hay que aprovechar al máximo y por eso, nuestra recomendación es que te vayas de vacaciones a Huelva. La verdad es que los alicientes son muchos.

Te vamos  contar qué puedes ver, comer, beber, disfrutar y vivir en esta provincia que es una de las más bonitas de España.

Playas

Si te gustan las playas ya puedes saltar de alegría. Aquí vas a tener más de 120 kilómetros de infinitas playas de arena fina, suave, dorada, casi blanca por momentos; y acariciada por una mar salada que impregna el carácter de nuestra gente; marinera y pesquera por tradición e historia. Cerca de tres mil horas de sol y una temperatura media anual de diecinueve grados nos acompañan durante el año llenando los rincones de nuestros pueblos de una luz casi mágica.

Aquí tienes lugares como Ayamonte, Almonte, Cartaya, Isla Cristina, Lepe, Palos de la Frontera, Moguer y Punta Umbría. Y disfruta de unas playas abanderadas con el reconocimiento europeo o la ‘Q’ del Instituto para la Calidad Turística Española, y todas ellás están situadas en plena naturaleza pero con los mejores servicios a tu alcance. Por supuesto una provincia que cuenta con una gran oferta hotelera y de restauración con localizaciones de ensueño, espectaculares campos de golf, puertos deportivos, centros de exposiciones y congresos, centros comerciales y un sinfín de comodidades que hacen de tu estancia en estas playas una aventura apasionante.

Paisajes

Desde sus kilométricas playas con el entorno salvaje de Doñana, a su Sierra de Aracena y Picos de Aroche destacada por varias productoras cinematográficas, como una de las más idóneas para películas de post-guerra por la conservación casi intacta de sus calles y casas, pasando por los escenarios casi marcianos que nos dejan las Minas de Rio Tinto o las infinitas posibilidades que nos ofrece el Entorno de la Rábida encabezado por el Muelle de las Carabelas, Huelva ofrece al mundo cinematográfico un amplio abanico de facilidades para llevar a cabo producciones audiovisuales de todo tipo.

Qué comer

Lo primero que tienes que comer está fácil, el jamón de Huelva, con Denominación de Origen Jabugo, se elabora en la zona de producción que abarca el espacio ocupado por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Y seguimos de aperitivo con unas gambas de Huelva, de dónde si no. La gamba de Huelva, conocida como gamba blanca, suele capturarse de manera artesanal. Es de color rosa pálido, exceptuando la zona gástrica, en la que da la sensación de color violeta, debiéndose ello a su translucidez. Vamos con algo contundente y muy rico. Unas patatas con Choco, este plato consiste en un guiso cuya base son las patatas con chocos o sepia. Y por supuesto, las coquinas al ajillo son un auténtico clásico de la cocina de Huelva. Raramente encontraremos un bar en el cual no las ofrezcan como tapa e incluso como plato principal. Se trata de freír en una cacerola con aceite de oliva unos ajos laminados.

Dónde vivir

Y claro, cuando conoces un lugar así, no te conformas con ir de vacaciones una vez al año. Quieres más. Quieres conocer sus días de invierno, de otoño y de primavera. Su Semana Santa, su Navidad y todas sus festividades. Cuando llegues a ese momento es que tienes que mirar un piso o un apartamento. Pues bien, otra de las cosas buenas que tiene esta provincia es que la vivienda no es cara. Por 110.000 euros puedes tener este piso en segunda planta sin ascensor en muy buen estado de conservación y que desde Inmobiliaria Doñana nos dicen que se vende amueblado. Tiene terraza, aparcamiento propio y trastero comunitario en la azotea.

Si lo que prefieres es alquilar pues un ejemplo lo tienes en este apartamento en el centro de Matalascañas. Se trata de un piso con patio, con contrato de alquiler de duración mínima un año. Todo ello por solo 350 euros, aunque luz y gas va por cuenta de inquilino.

¿Qué te parece? Ahora que tenemos más ganas que nunca de disfrutar de unas vacaciones, es el momento de hacerlo por todo lo alto, y esto se puede conseguir en la provincia de Huelva.

Deja una respuesta