Guía total sobre la quiropráctica

Guía total sobre la quiropráctica

¿Has escuchado hablar alguna vez de la quiropráctica? Seguro que sí pero como suele pasar en estas cosas, nunca se sabe todo del todo. Por eso, te presentamos una guía para desvelar las dudas que te hayan provocado. Como suele ser habitual, lo primero es hacer las presentaciones.

La Quiropraxia o quiropráctica es la profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del sistema musculoesquelético, así como de los efectos de estos en el sistema nervioso y en la salud general. Es decir, que se basa en “tratamientos manuales, incluyendo el ajuste vertebral y otras manipulaciones articulares y de tejidos blandos que realiza un quiropráctico experto”, tal y como nos indican desde la Clínicas Óscar Díaz en Alicante.

La Quiropráctica enfatiza la capacidad regeneradora inherente del cuerpo humano de curarse a sí mismo sin el uso de fármacos ni cirugía. Se basa en la relación entre estructura (centrada en la columna vertebral) y función (coordinada por el sistema nervioso), y en cómo esta relación afecta a la conservación y restitución de la salud.

Legislación

La profesión de quiropráctica se encuentra regulada en los países anglosajones, especialmente EEUU, Canadá y Australia. Sin embargo, en los países de Unión Europea su situación es más desigual. En Alemania o España no existe la profesión de quiropráctico de forma independiente. Sin embargo, la orden del Ministerio de Ciencia e Innovación CIN/2135/2008, de 3 de julio, por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta, ya establece la quiropráctica, al igual que la osteopatía, como competencias del Graduado en Fisioterapia , por lo que se integran las prácticas de la quiropráctica dentro de este título de grado.

En qué te puede ayudar

Son muchos los aspectos en los que la quiropráctica te puede ayudar. En algo tan habitual como la eliminación de estrés. Los desplazamientos de vértebras que causan presión al nervio (subluxaciones) son estresores muy peligrosos y los Doctores quiroprácticos son los únicos profesionales especializados en su corrección. Un cuidado quiropráctico corrigiendo subluxaciones mejora nuestro funcionamiento del sistema nervioso y promueve una mejor adaptación al estrés del medio ambiente.

También te puede ayudar para los dolores de espalda.  Las malas posturas, ejercicios inadecuados, el trabajo… pueden causar dolores en distintos puntos de la espalda. Gracias a esto se sabe el origen de estos problemas y trata el origen de la dolencia, en vez de enmascarar los síntomas mediante calmantes y antiinflamatorios.

Casos de Escoliosis

Aunque la mayoría de los casos de escoliosis no tienen causas conocidas, y se determinan «Escoliosis Idiopática», que significa «de origen desconocido». El temprano tratamiento de estas escoliosis por un quiropráctico puede atenuarlo si el paciente se encuentra aún en etapa de crecimiento. Si el paciente alcanzó su madurez, el tratamiento puede evitar que la escoliosis vaya a más o que la artrosis frecuentemente derivada de ésta patología avance.

Vértigos

El vértigo y los mareos se producen con mucha frecuencia como consecuencia de afecciones en los sensores del equilibrio situados en el oído y en el cuello. Pues bien, son estos últimos situados en las cervicales sobre los que incide directamente el tratamiento quiropráctico, consiguiéndose reducir o eliminar estos mareos.

Fibromialgia

El tratamiento quiropráctico puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los enfermos de fibromialgia. Con ajustes quiroprácticos periódicos, se puede reducir la rigidez y el anquilosamiento del cuerpo. Corrigiendo las vértebras cervicales también se reducen los dolores de cabeza. Además se pueden atenuar los dolores que se producen en el tórax. Este experto quiropráctico mejora la condición física de los enfermos de fibromialgia, ayudándoles a llevar una vida normal.

Por último, aunque la Quiropráctica no es tratamiento específico para los problemas de los órganos internos, quitar la presión de los nervios que van a estos se ha reconocido como esencial para la salud de y el buen funcionamiento de todos los sistemas. El papel del doctor quiropráctico es analizar la columna vertebral del paciente para ver si hay subluxaciones o tensión anormal y corregirlas, utilizando el arte del ajuste quiropráctico.

Ahora que conoces mucho más la profesión puedes estar seguro de que estás en buenas manos. Una recuperación de cualquier patología, un tratamiento a nivel global del cuerpo y un reajuste del equilibrio físico y psíquico son los tres ingredientes que puedes arreglar si conoces un poco más sobre esta técnica que cada vez es usada por más españoles.

 

Deja una respuesta