La formación en las técnicas de reproducción asistida

La formación en las técnicas de reproducción asistida

Lo primero que tenemos que saber es que la reproducción asistida consiste básicamente en manipular el óvulo o el espermatozoide con un objetivo como es el de lograr el embarazo, independientemente del motivo que se tenga para padecer la esterilidad. En este sentido, el avance ha sido grande a la hora de desarrollar las técnicas a la hora del tratamiento de la infertilidad, logrando que todas esas personas y parejas que tienen el sueño de ser progenitores, lo pueden llegar a conseguir.

Uno de los primeros pasos para que se lleve a cabo este tratamiento es que el personal médico sea el que diagnostique correctamente el origen que hay sobre el problema, pues se tiene que elegir el mejor método para conseguir el embarazo.

Cuando el diagnóstico no se puede hacer y se desconoce el motivo que es el que va a causar la infertilidad, pueden comenzarse a tomar medidas más asequibles, caso de hacer el análisis del moco cervical para hacer la programación de las relaciones sexuales con el fin de que se realicen coincidiendo con la ovulación, un método que tiene nombre y es el de Billings, donde además es posible contar con más posibilidades, pues se llegan a adoptar las posturas que se piensan de mayor efectividad en el coito de cara a lograr la fecundación, para después para pasar a otra clase de métodos de mayor complejidad cuando esto no termine de funcionar.

Reproducción asistida

Algo que hay que tener en cuenta es que las técnicas de reproducción asistida pueden ser de mayor o de menor complejidad. Podemos citar la inseminación artificial, en la que se procede a introducir espermatozoides dentro del útero de la mujer en el momento de la ovulación, de tal forma que se celebre la fecundación en el medio natural, algo que es considerado como de reducida complejidad.

En el caso de la fecundación in vitro, tiene una más elevada complejidad, pero podemos decir que en las dos existen mayores complejidades. Eso sí, además de estas sobre las que hemos hablado las hay de más tipos.

La formación es vital

Debemos hablar del factor formativo, el cual es el que marca las diferencias a la hora de realizar las intervenciones cada vez de manera más moderna y eficaz. En este sentido, nuestro país es de los más avanzados del mundo, como nos comentan IVI Global Education, que piensa que su labor formativa y la de otros actores es vital de cara a que cada vez España cuente con mayores especialistas en este campo.

Los profesionales españoles tienen necesidades formativas y el hecho de que aquí podamos cursar másteres y determinados cursos es de gran ayuda para contar con una buena formación en este sentido.

Cada estudiante español, debe conocer la realidad y los beneficios que tiene la reproducción asistida en nuestra sociedad, además de cumplir con el afán investigador y de mejora que tiene que ir progresando en este tipo de tratamientos, que como cualquier tratamiento de salud debe mirar siempre hacia adelante y buscando la mejora para dar unas soluciones más adecuadas y eficaces a este problema que hace que muchas personas encuentren lo que buscan.

Aunque este tipo de formación es siempre importante y está avanzando, todavía hay que recorrer un largo camino. No debemos olvidar que en muchos países el tema de la reproducción asistida es cas tabú, y no hablamos de países como Corea del Norte, sino de incluso países vecinos al nuestro.

No hay que olvidar que hablamos de salud, algo que muchas veces podemos olvidar, pero que realmente hace necesario el poner empeño, tanto por las entidades privadas como por parte de las públicas.

Siempre hay que defender la educación y la formación en este campo, pues al final es algo que redunda en un mejor procedimiento y menores riesgos para todos los implicados en un proceso que como decimos, no es tan sencillo acceder a él en otros países.

Esperamos que las técnicas de reproducción asistida sigan avanzando y toda persona o pareja que quiera tener descendencia, tenga la mayor de las facilidades en este sentido, pues ciertamente es algo necesario que tenemos que tener siempre en cuenta.

Las perspectivas cara al futuro son que en nuestro país las demandas van a seguir subiendo pues las familias cada vez se deciden a tener descendencia, algo que muchas veces encuentra la “pega” de que las posibilidades de no tener descendencia aumentan, por lo que todo parece indicar que esto va a aumentar.

En el caso de los extranjeros que vienen a los tratamientos, todo dependerá de las condiciones que haya en los otros países.  El futuro lo ignoramos, pero lo cierto es que a día de hoy, estamos ante una solución que merece la pena tener en cuenta y donde la formación es vital.

Deja un comentario