Trucos para la elección de un buen abogado

Trucos para la elección de un buen abogado

Existen situaciones en las que es necesaria la contratación de un abogado que sea un buen profesional, algo para lo que hay que tener en cuenta una serie de aspectos. Los expertos de Tuappbogado creen que los usuarios deben pensar detenidamente cuáles son los trucos más eficaces que nos permitirán contar con un buen abogado y así que la elección de profesional sea la debida.

Consejos para la elección de un buen abogado

Los profesionales de nivel tienen que contar con una serie de cualidades, entre las que podemos hablar de ser honesto, sincero, contar con una serie de conocimientos, experiencias o su profesionalidad, algo que tiene que ponerse al servicio de los clientes que soliciten sus servicios. Para ello es necesario tomarse el descanso necesario para la elección del abogado que necesitemos, pues va a depender nuestro futuro de ello.

Los abogados en la era digital

En estos tiempos de transformación digital que vivimos, las cosas están cambiando a una velocidad enorme y eso está proporcionando oportunidades realmente interesantes para multitud de profesionales. Los abogados desean ser también empresarios de verdad e ir creciendo en sus carreras.

Todo esto lleva a que los abogados, pero también el resto de profesionales debamos ir integrando la utilización de las nuevas tecnologías en nuestra vida diaria para seguir siendo competitivos y no perder el tren de la innovación.

Recordemos que los abogados son una profesión con un componente tradicional bastante acentuado y que se desarrolla en un sistema jurídicos que no está demasiado digitalizado.

La ENATIC asegura que menos de un 5% de los abogados que se encuentran en colegios profesionales se les podría denominar como “abogados digitales”. Esto es una ventaja a nivel de competitividad para aquellos que se animen a transformarse.

No es ningún secreto que la abogacía es un sector donde la tradición es importante y que no está demasiado acostumbrado a los cambios, pero cada vez más se abre paso la tendencia de que no estamos ante una opción sino que es toda una necesidad.

La abogacía es una profesión que está en un momento de reinvención, donde uno de los retos de mayor importancia es modificar la actitud del abogado, el cual tendrá que mirar desde otra perspectiva, saliendo de su zona de confort, para adaptarse a estos nuevos cambios.

Algo que es verdad es que cuando estamos haciendo durante mucho tiempo una serie de cosas de la misma manera, los hábitos son importantes. Ahora, progresivamente, están comenzando a introducirse ciertas herramientas que se deben usar de manera obligatoria, como pueden ser las tarjetas identificadoras para presentar escritos y demandas o para recibir notificaciones mediante Lexnet y todo esto va a seguir aumentando.

La abogacía y la innovación

Cuando se habla de la innovación en el mundo de los despachos de abogados, se habla de ir introduciendo las nuevas tecnologías y familiarizándonos con ellas, de tal forma que puedan ayudar al trabajo de forma más eficiente con la clientela, colaboradores o las administraciones.

Se tiene que partir de que es una interesante oportunidad, la cual deberá comenzar por uno mismo. De no ser en primera persona, todos estos cambios se tienen que aceptar bien y sostenibles como es debido en el tiempo.

En este sentido, adquiere gran importancia la creación de costumbres, unos hábitos que hagan posible la relación de los profesionales con las nuevas tecnologías fácilmente sin ningún tipo de complejos, y con independencia de la edad que se tenga.

Con mayor frecuencia en las empresas nos debemos preguntar si se abordan los asuntos relacionados directamente con la transformación digital y si se hacerlo se harán de forma adecuada. Eso sí, este término lleva bastante término lleva mucho tiempo usándose, de hecho en los últimos informes que se han realizado dejan claro que existen muchas pequeñas empresas no han invertido en este sentido.

Hay aspectos como el del branding y la identidad de marca que pueden ir cambiando en un panorama que ha ido avanzando en el terreno digital.

El pasado y el futuro, su relación en los despachos

Podríamos decir que hay cierto sector en los despachos que parecen oponer una resistencia verídica a los avances. Ahora hay una tendencia en las corporaciones nuevas de nombrar los nuevos despachos jurídicos en latín. Esto es algo curioso, que no es nada malo, especialmente si viene acompañado de una estrategia buena de branding.

Como si pareciesen resistirse a una tendencia absolutamente real, estamos viviendo una moda en la que se aprecia mucho que sea el nombre asequible de pronunciar y de recordar, en especial que tenga una serie de consonantes y vocales que se puedan asociar a percepciones positivas respecto a la cultura del lugar, algo que no basta ya, puesto que además hay que recordar que Google existe y el que se pueda escribir de forma correcta desde el primer momento es más importante de lo que ha sido nunca.

Aunque hay varias opciones sobre plataformas de marketing de abogados y agencias que trabajan en el campo del marketing jurídico que puedan ir revirtiendo esta situación de nombres pocos adecuados en esta era digital, si que podemos decir que si existe un despacho nuevo o se quiere hacer un rebranding, debemos hacerlo correctamente desde el principio.

Todo esto implica no solo a lo que conocemos también el usuario va a poder buscarnos de manera más sencilla en la red. Por todo esto creemos, que salvo que sea un caso más concreto, lo mejor es dejar que sea una moda pasajera y no arriesgar.

Así que lo del latín, salvo casos muy concretos, quizás sea mejor dejarlo como moda pasajera.

Vamos pues con una serie de puntos, que van a ser de gran utilidad a la hora de poder elegir a un abogado de nivel para que pueda llevar tu caso de la mejor de las formas:

Especializado en la rama que se trate

La búsqueda de un abogado que tenga la necesaria especialización en la rama del Derecho que necesites es vital. Te va a ofrecer importantes garantías que seguro que no va a poder ofertar otra serie de profesionales que estén especializados en otras ramas del Derecho. Hablamos de que es importante que pueda ofertarte información sobre los problemas legales con los que cuentes y que además pueda transmitirte la debida seguridad.

Experiencia

Las experiencias de los abogados nos aportan la debida confianza, por lo que siempre es necesario optar por un profesional que cuente con toda la experiencia debida en el tema en cuestión. Hablamos de algo lógico, puesto que cuantos más casos haya visto, más sencillo va a ser que todo ese conocimiento pueda ponerlo al servicio de nuestro propio caso. Todo va a redundar en una mayor eficacia y rapidez a la hora de poder ayudarnos con nuestro caso.

Referencias

Adquiere gran importancia que la abogacía cuenta con referencias buenas. Por ello, siempre es interesante dejarse asesorar por las familiares o compañeros de trabajo que se hayan encontrado en la misma situación que en tu caso y que cuenten con la posibilidad de poder asesorar sobre el tema. Deberás elegir siempre los profesionales con las mayores referencias positivas posibles.

Informaciones

Conviene no olvidar nunca lo importante que es estar bien informado. Es necesario siempre elegir que el abogado por el que optemos nos informe de la evolución del procedimiento y tenga el compromiso que le permita la resolución del problema de manera eficaz.

Localización

Cuando el abogado cumple los requisitos que se exponen, hay que ser conscientes de que es altamente positivo que el despacho se sitúe próximo al sitio donde se vive, lo que es de gran comodidad y que va a permitir poder mantener una serie de entrevistas con gran frecuencia.

Honorarios del abogado

Cuando se busca un profesional que sea honrado en su labor, con unos honorarios que no sean abusivos y que tenga tarifas claras y justas, merece la pena solicitar antes un presupuesto en el que se puedan incluir todos los gastos que sean los previstos.

Deben velar tus intereses

Un buen abogado va a ser el que ponga los intereses por encima de otras cuestiones y donde no se mueva por otros intereses, ni que nos lleve a otras direcciones. Aspectos como la honradez o la profesionalidad tienen que ser las tarjetas de visita.

Respuesta a tus preguntas

La selección de un buen abogado que sea sincero y responda claramente a la totalidad de las preguntas que realices. No hay que olvidar que en la primera cita deberemos darnos cuenta de cómo estará actuando ante las preguntas que le hagas. No olvidemos que aspectos como la profesionalidad, referencias o la experiencia siempre van a ser puntos favorables para él.

Accesibilidad

La búsqueda de un buen abogado que sea sencillo de contactar y accesible, que pueda responder a las llamadas o a los correos electrónicos, para solucionar cualquier pregunta o duda que puedas tener sobre el tema de que se trate.

Cualidades que debe tener un abogado

Tienes que buscar en el abogado que elijas  una serie de cualidades tales como un buen razonamiento y reflexión, así el conocimiento de los temas. La combinación de ambos factores es importante para que se pueda llevar a cabo todas las gestiones y desarrollo del caso en cuestión.

Esperemos que después de todos estos turcos o aspectos que debes tener en cuenta, tengas bastante más claro en lo que hay que fijarse a la hora de elegir un profesional de la abogacía. ¡Suerte en tu elección!

Deja una respuesta